Takira V8

Este patinete está diseñado tanto para ser utilizado por los niños como por sus padres, el V8 de Takira tiene argumentos de sobra para seducir a toda la familia. Eso sí, nosotros no lo recomendamos para su uso por adultos (salvo que éste sea muy ocasional). Lo catalogamos más bien como un patinete eléctrico para niños.

Bien equipado, manejable, ligero y práctico y con un precio al que pocos competidores pueden llegar. Como contra, destacaremos que este patinete no está adaptado a circular por todo tipo de terrenos pero puede ser una opción para los que buscan un medio de transporte económico en terrenos principalmente urbanos y accesibles.

El V8 es un patinete más bien compacto, con sus 80 centímetros de longitud. No obstante, su reposapiés de 17 centímetros de ancho, la capacidad para soportar el peso de adultos de hasta 80 kg y su manillar regulable en altura le permiten adaptarse tanto a los niños como a gran parte de adultos.

Su peso es de unos 10 kg y es plegable, lo que nos permite meterla perfectamente en el maletero de casi cualquier vehículo. Su ligereza hace de este patinete que sea muy manejable y asegura un dominio perfecto  mismo casi desde el primer instante.

Su motor de 120 W de correa nos permite alcanzar una velocidad máxima de 16 km/h (lo cual no está nada mal). Por contra, la correa nos ha parecido bastante frágil y probablemente toque cambiarla con cierta frecuencia.

Se arranca empujando con el pie y acelerando, y para frenar, simplemente soltaremos el acelerador y apretaremos cualquier do los 2 frenos de discos que posee (delante y detrás). El mecanismo de frenado es el mismo que en una bicicleta corriente.

La autonomía no es su punto fuerte, tardaremos en cargarlo unas 8 horas para una media hora de uso, según indica el fabricante. Unos 10 km según nuestras pruebas. Eso sí, por el precio que tiene tampoco podemos pedirle grandes prestaciones.

El cuadro es de acero y apoyamos los pies en una superficie completamente antideslizante que nos ayuda a mantenernos en nuestro sitio. Las ruedas son de caucho duro y de tamaño muy reducido. Parece complicado que puedan resistir las imperfecciones de la carretera durante muchos kilómetros.

En cuanto al diseño, no es el patinete más bonito que hayamos analizado (parte de atrás muy voluminosa, cables que salen un poco por todos sitios,…) pero en cualquier caso estaríamos en la media. Dispone, eso sí, de una pata de cabra muy cómoda que nos permitirá mantenerlo en pie cuando no lo estemos utilizando.

Este patinete lo podemos encontrar en torno a los 150 €. Uno de sus competidores directos podría ser el RAZOR E 100 (ver aquí.).

PROS:

  • Precio (probablemente sea uno de los más baratos del mercado).
  • Se transporta estupendamente debido a su reducido peso.
  • Ideal para los niños.
  • Doble sistema de frenos muy seguro.
 

CONTRAS:

  • Ruedas algo endebles y que no absorben bien las vibraciones.
  • Tiempo de carga muy elevado.
  • Autonomía muy limitada.

  • patinete electrico takira v8
  • patinete electrico takira v8
  • patinete electrico takira v8

Características:

  • Motor de 120 W.
  • Velocidad máxima: 16km/h
  • Autonomía: unos 10 km.
  • Pata de cabra.
  • Peso: 10kg.
  • Acelerador y freno en los mangos del manillar
  • Altura ajustable del manillar (2 alturas)
  • Superficie segura antideslizante para el pie
  • Transmisión por correa a la rueda trasera
  • Mangos antideslizantes
  • Dimensiones:
    • Base para el pie: 39 x 17 cm (15,4 x 6,7 pulgadas)
    • Altura de la columna de dirección: 83 - 98 cm (32,7 x 38,6 pulgadas)
    • Longitud total del patinete: 80 cm (31,5 pulgadas)
    • Ancho del manillar: 36 cm (14,2 pulgadas)